sábado, 8 de diciembre de 2007

Gustavo Díaz Ordaz

Gustavo Díaz Ordaz
(1964-1970)
En poco se diferencia la línea política de Diaz Ordaz con su antecesor.
Mediante un programa continuo de obras de infraestructura, se construyó la presa de La Amistad en Coahuila.
Se adquirieron dos ferrocarriles de corto tránsito: el Intercaliforniano y el de Nacorazi.
Se desarrolló la telefonía nacional e internacional.
Fue en este periodo que se iniciaron las labores del Sistema de Transporte Colectivo (Metro) con dos líneas la que va de Pantitlán a Tacubaya, y la de Taxqueña a Cuatro Caminos.
Hubo la migración de muchos campesinos a la ciudad, lo que causó problemas serios de vivienda.
En Guerrero se hicieron evidentes los problemas en asuntos ejidales y de cacicazgo.
Todas estas situaciones conflictivas se presentaron en un periodo muy delicado, pues México había sido elegido como sede de la XIX Olimpiada.
Los problemas se agravaron por el surgimiento de un movimiento que aglutinó en numerosas marchas y manifestaciones al estudiantado de la Universidad Nacional Autónoma de México y del Instituto Politécnico Nacional, culminando en una matanza durante un mitin en la plaza de las tres culturas en Tlatelolco el 2 de octubre de 1968. Marcados por este lamentable acontecimiento transcurrieron los Juegos Olímpicos, el conflicto con el movimiento estudiantil que luego se convierte en popular, demuestra su autoritarismo y la falta de sensibilidad política; aparentemente, el gobierno hizo todo lo posible por no escuchar las demandas, por no negociar, su única respuesta fue la represión cientos los muertos en Tlatelolco, haciendo eminente la falta de negociación; pero la matanza del 2 de Octubre no fue el único conflicto, ya que en el primer año de régimen, los médicos del ISSTE y del Seguro Social apunta al autoritarismo del resto del sexenio y a la debilidad presidencial, exaltando a los dos gobiernos anteriores se habían enfrentado, conflictos realmente graves, para cubrir su política laboral se promulgo la Ley Federal Del Trabajo de 1970.
Se establece por primera vez un "programa de Desarrollo" Económico y social" de 1966 a 1970.
La mejora en educación, vivienda, las condiciones sanitarias asistenciales, la seguridad y, en general, el bienestar social, se vuelven unicamente discurso político que no llega a concretarse, durante sus acciones.
En su primer informe, Díaz Ordaz ha buscado sancionar el régimen laboral y sostiene:
En el sistema creado por la Revolución mexicana, el sindicato sujeto de derecho, es libre frente al Estado. Este principio democrático garantiza la autodeterminación sindical. Los trabajadores mexicanos gozan de plena libertad para asociarse. Ellos han decidido, en un régimen de libertad y de respeto a la ley, sus programas y labores sindicales. Al Estado sólo corresponde cuidar que se acate la Constitución Política y lo previsto en la Ley.